¿Los niños pueden consumir açaí?

almalibre-acaiparaninos.jpg

Está rico. Tiene un nombre divertido. Un color curioso que te colorea los labios. Está fresquito. Sabe dulce. Y puedes repetir todas las veces que quieras. El açaí tiene todo lo necesario para gustarle a los niños más que un kinder huevo.

Contiene hasta 30 veces más antioxidantes que la uva. De vitaminas, va sobrado: A, C, B y todas las que quieras para sentirte lleno de energía, fortalecer tu sistema inmunológico, lucir una piel estupenda y formar glóbulos rojos. Lleva dentro ácidos grasos Omega 3, 6 y 9, algo que tu organismo agradecerá para funcionar correctamente. Tiene fibras que le echan una mano al sistema digestivo. Es una proteína vegetal orgánica. No produce colesterol malo. Y es más fácil de asimilar que otras bayas. 

El açaí tiene todo lo necesario para dejar tan tranquilos a los papás como viendo a sus hijos arropaditos en la cama.

Sí, en serio, es una fruta genial para niños. Así que, papás y mamás del planeta, apagad las alarmas que os saltan al ver su poder energizante. No vais a tener a unos minilocos frenéticos correteando por ahí. Es cierto que aporta energía. Pero esto no es un café, ni un refresco, ni una bebida isotónica. Nada de lo que preocuparse. Pero hay que aclarar, el "açaí na tigela" o el bowl lleva azúcares añadidos, por lo tanto para niños entre 6 meses y 2 años se recomienda el zumo de la pulpa que es totalmente sugar free.

Si todavía quedan algunas dudas, recordad que le llaman superfood y no es para menos. Tiene de todo. Y mola todo.

almalibre-acaiparaninos.jpg