Porque se puede comer verde y no ser vegetariano

comerverde-almalibre.jpg

Pues sí. Parece que la única forma que existe de comer vegetales es siendo vegetariano. Nada más lejos de la realidad. Y es que se puede elegir entre muchas tonalidades de verde cuando se decide dar protagonismo a las verduras en nuestra alimentación cotidiana.

Es normal andar un poco perdido con el tema. Por eso, hemos preparado estas pequeñas definiciones para ver si nos echan una mano.

Vegetariano

El más famoso y con el que más errores se cometen. Pero, aunque parezca mentira, en este saco no entra todo tipo de dieta con consumo prioritario de vegetales. No. Ser vegetariano es cerrarle las puertas de la cocina a todo tipo de carne de consumo animal. En esta dieta se eliminan por completo la carne, el pescado, los crustáceos y el marisco. Aunque algunos optan por seguir consumiendo huevos y productos lácteos. Pero eso ya les convierte en ovo-lacto-vegetarianos.

Vegano

Ser vegano es ir más allá. Es algo que pasa la frontera del plato y se convierte en una forma de vida. Es alzar el puño y decir basta a todo producto que provenga de la explotación animal. No encontrarás ninguno en su mesa, ni en su neceser, ni en su armario… Pero centrándonos en la comida, el vegano es un vegetariano que tampoco come huevos ni productos derivados de leche animal, como quesos o yogures, entre otros.

Pesco-vegetariano

Quita esa cara de WTF. Que no es tan raro, anda. Se trata de los vegetarianos que siguen consumiendo pescado. Aunque también podría verse como un omnívoro que ha decidido no comer carne.

Flexitariano

Este es el más moderno. La flexibilidad está en su ADN. Por eso, come carne y pescado pero en muy poca cantidad. Es decir, lo que busca es controlar el consumo de este tipo de alimentos para evitar contribuir con las industrias de explotación animal. Por esto mismo, cuando consume carne o pescado, suelen ser ecológicos.