La baya transformer

almalibre-baya-potente.jpg

Pequeñita pero potente. La baya de açaí está preparada para cualquier cosa. Tú ponle un reto por delante y ella se adapta al plato que sea. Podemos encontrárnosla de acompañamiento de algunos platos, en bebidas como refrescos y batidos e incluso en licores. Pero lo cierto es que no podemos dejar de tomarla en todas sus versiones.

Aunque es difícil de encontrar esta baya en su versión fresca, puede ser todo un acierto si quieres bajar de peso. Combínala en tus recetas favoritas para resaltar el sabor de muffins, panes y tartas. En Belém, Brasil, tierra donde se consume más açaí per capita, lo incluyen en su dieta en platos con pollo, pavo o pescado porque pegan fenomenal.

Si lo que te gustan son los batidos, lo tuyo es el açaí en pulpa. En nuestra tienda online puedes encontrar pulpa pura de açaí orgánico para hacer tus mejores mezclas. Demuestra que eres de alma libre y lánzate a juntarlo con todo tipo de frutas. Conseguirás tener un montón de energía en un solo vaso.

Sin duda, nuestro favorito es el açaí congelado. Es nuestro producto estrella y la base e inspiración de todos nuestros bowls. En el sur de Brasil, este plato se conoce como ‘açaí na tigela’ que suele añadirle a esta fruta una mezcla de copos de avena, frutos secos y miel, más conocida como granola. Pero las combinaciones son infinitas: con plátano, fresas, un poco de chocolate… Hay bowls para todos los gustos. Y si te apetece hacerlo tú mismo, hazte con un poco de açaí orgánico congelado, ¡y empieza el mix!

El açaí es una baya de lo más versátil y con un sabor tan especial que una vez la pruebas, te dan ganas de tomarla en el desayuno, en la comida, en la cena y en cualquier momento. Anímate a contarnos tus mezclas favoritas en los comentarios y quién sabe, quizá pronto en Alma Libre incluimos tu mix a los bowls de nuestra carta.

 
 
blogSandra Chanzáaçaí, pulpa